En qué consiste la Ozonización?

Conocido como uno de los métodos de limpieza que mejor funciona, la ozonización de espacios es la mejor alternativa para la eliminación total de olores desagradables, virus, bacterias y hongos. Este tipo de limpieza profunda se puede utilizar en oficinas, hoteles, hospitales, laboratorios, espacios industriales o incluso hogares o gimnasios.

Gracias a los avances en técnicas de desinfección, se ha descubierto que las propiedades del ozono son extraordinarias para los procedimientos de limpieza. El ozono es un potente oxidante y muy eficaz para la eliminación de bacterias, además no resulta contaminante y es respetuoso con el medio ambiente.

Por ejemplo, al aplicar al agua tratamientos con ozono se consigue eliminar olores y sabores, sin que interfiera con el pH. Además no se necesite añadir productos como cloro, que además de generar residuos, pueden entrañar riesgos para la salud a corto o largo plazo. En este sentido, los tratamientos con ozono evitan muchas enfermedades.

Por ello, este tipo de procedimiento es muy aconsejable para espacios habitualmente contaminados y que necesitan de una limpieza profunda. Gracias a los generadores de ozono, que son máquinas especializadas en crear átomos de oxigeno enriquecido, las bacterias son destruidas en cuestión de segundos.

Además, los tratamientos de ozonización abaratan los costes en limpieza y desinfección, reduciendo los tiempos y el personal, y elimina la necesidad de utilizar productos químicos. Es un método de limpieza muy innovador y efectivo, y por el cual ha apostado Neteges Llumar, empresa de limpieza, para ofrecer a sus clientes en Barcelona.

Desodorización

Una correcta intervención mediante un tratamiento de ozono garantiza una eliminación completa de todo tipo de malos olores. Además reduce esfuerzos y tiempo en la limpieza y desinfección de determinadas superficies como tapicerías y tejidos, y en lugares de difícil acceso con otros métodos de limpieza.

Oxigenación

Con el tratamiento de ozonización se consigue un aire puro, fresco, que previene o reduce la aparición de alergias. El ozono tiene propiedades fungicidas, destruyendo todo tipo de toxinas, bacterias y virus presentes en un ambiente, purificando el aire con cada aplicación. En consecuencia, la oxigenación repercute en una mayor capacidad de concentración para el desarrollo profesional dentro del centro de trabajo.

Desinfección

El ozono con su potente acción esterilizante consigue una desinfección exhaustiva, que destruye todo tipo de microorganismos y consigue una efectiva prevención contra contagios o el desarrollo de virus. Desinfecta, eliminando hongos, algas, esporas, y moho.

Insecticida

La capacidad de penetración del ozono y su gran potencia de oxidación, aporta una elevadísima capacidad de exterminio de toda clase de insectos.