Importancia de la desinfección espacios compartidos o zonas comunes donde se pretenda minimizar el riesgo de contagio.

Aunque es evidente que el control de esta pandemia se basa en el aislamiento personal y confinamiento de las personas contagiadas y que por tanto, la desinfección no es el medio para su control, si que es determinante para evitar la continua contaminación por efecto de bioaerosoles que emitimos todos al hablar, toser, estornudar, etc. y que terminan en las superficies que habitamos. Los bioaerosoles generados por personas a través del aparato bucal y respiratorio infectadas por el virus Covid-19, contienen también este virus y sean sintomáticos o no, verterán en el ambiente el Covidien-19, infectando directamente a otras personas y posteriormente las superficies , y así a terceros cuando se comparten, por ejemplo: mesas de trabajo, utensilios, etc.
Es conocido que el virus permanece activo desde algunos minutos hasta varios días en función de la superficie donde esté depositado y, por este motivo, es en estas donde la desinfección se hace imprescindible.

Productos y sus técnicas de aplicación.

El Coronavirus no es muy resistente y por lo tanto como desinfectantes para eliminarlo son válidos los de base de Hipoclorito, amonios cuaternarios, Peróxidos, bencenos, etc. Sin embargo, sí que tendremos que atender para ser crucial, la elección del mejor método de aplicación, ya que será este, lo que nos permita el porcentaje de éxito. Siendo la accesibilidad a las superficies lo que pone límites a la eliminación de virus.
Así pues, la técnica de aplicación vendrá dada por esta accesibilidad que comentamos, siendo:
• Aplicación directa con paño o similar en superficies accesibles, teclados, ratones, sillas, mesas.
• Aplicación pulverizada / atomizada, para llegar a zonas menos accesible. También en zonas amplias, utensilios, etc.

Persistencia de la desinfección.

No hay protección contra una reinfección posterior debido a la presencia de un nuevo enfermo portador. Lo más importante es seguir las pautas de aseo personal y cuidado a la hora de convivir / compartir espacios, utensilios, superficies, etc. El control de la pandemia sólo se logrará siguiendo buenas prácticas preventivas y, la desinfección supone un corte y puesta a cero de la infección existente en un lugar. La combinación de estas buenas prácticas y de las desinfecciones supondrá volver a disponer de estancias, viviendas, comunidades, lugares de trabajo, etc. que sean saludables, seguras y libres de virus.

Preparación de la zona a desinfectar.

Es importante que todas las zonas desinfectar estén libres de documentación en papel, así como los aparatos electrónicos deberán permanecer desconectados o en su defecto bloqueados.